El tiempo, es como un dorado.

Lunes 9 de Diciembre del 2019
Repasando el cancionero popular, se pueden encontrar figuras que, por su naturaleza, podrían ser parte de un relato de la  vida. No es solamente poesía;  y si fuera poesía, también  podría ser el cauce de la vida que sucede.-
Cuando la vida sucede,  recorre su cauce esperando su “pique de sueños” (*) encerrando el misterio de eso que sucede; es decir: de eso que puede ser.-
Desde hace poco tiempo -desde cuando las barreras de la calma social parecen agrietadas-, la dirigencia gubernamental ensaya una moderna justificación para  salvar su pellejo. Mauricio Macri: “ahora los escuché”;  el presidente chileno Sebastián Piñera, por su parte, expresó: “perdón por no saber escuchar”; como si la cuestión fondo se haya limitado a una simple cuestión de saber escuchar ó, de haber escuchado tarde.
Sin embargo, en nuestro suelo  iberoamericano, se escucha un agudo “silbido entre los  labios” (*), que los sigue como perros, demandando una justicia social que tarda en llegar.-
En el caso de Macri, ha mostrado una marcada tendencia a referenciar  fenómenos de la  naturaleza; en ocasiones,   aludiendo a las tormentas; en otras, que estamos terminando de cruzar el río y una robusta  muestra literaria, cuando su canóa comenzaba por hacer  agua (expresión naval que describe el momento en que se empieza  a hundir el bote) y del otro lado del río,  todavía sigue asomando una “lágrima que moja” (*).-
En estos días, me  recordaba de un viejo relato de Cineas (filósofo griego) y el general Pirro (rey del Epiro) que supo aportar, en un tratado  de antropología,  la genial Simone de Beauvoir. Cineas preguntando a Pirro, después de conquistar Grecia, qué harás?. Después Cineas siguió preguntado y Pirro respondiendo.-
 Ambos, mostrando el destino de una búsqueda permanente que define al hombre como especie. Si hasta  parece que el tiempo se detiene y todavía no  hemos terminado la búsqueda. Quizás porque nuestros gobernantes no encuentran el camino; acaso sin saber que la  vida,  “también  es río que va golpeando la  piedra”, “es como un dorado, que se  nos va  de la mano, cuando menos lo esperamos” (*) igual que el poder.-
(*) Cancionero de Horacio  Guarany.
1 de diciembre de 2019
Juan Medina
 

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *